Se podría considerar que el primer acontecimiento de las IA ocurrió en el momento que un científico británico, Alan Turing, publicara un artículo llamado “Computing Machinery and Intelligence”, en donde se preguntaba: ¿las máquinas pueden pensar? Afirmo esto como un acontecimiento ya que esta idea dio camino a una extensa investigación la cual sería responsable de la mayoría de elementos del mundo actual, tecnológicamente hablando.

El término “Inteligencia Artificial” es utilizado en las máquinas que son capaces de tomar decisiones. Desde un “si” o “no”, hasta un “tal vez”. Inicialmente parece que estas respuestas no son algo muy complejo, pero lo complicado está en la utilización constante de “si” y “no” (y otras variables) para tejer un programa que puede tomar y realizar decisiones complejas, como por ejemplo, mantener una conversación con un humano.

Es gracias a este sistema y a numerosas investigaciones que se han podido crear programas con un potencial decisivo que algunos podrían considerar como perfecto. Uno de los primeros casos fue cuando se creó el programa BKG 9.8 en 1979. Este programa desarrollado por Hans J. Berliner venció a Luigi Villa, el campeón mundial de ajedrez de aquella época, en una serie de partidas que resultaron en 7 – 1 a favor de la BKG.

Volviendo más atrás está Eliza, considerado por muchos como un el primer gran paso, pues este programa diseñado por Joseph Weizenbaum en 1964-1966 es capaz de mantener una conversación natural con el usuario, en donde el programa responde intentando mantener una conversación coherente. Este programa fue tan impactante en su momento que algunas personas aseguraban que había una persona real intercambiando mensajes con ellos.




Regresando nuevamente al ajedrez, en el año 1996, Deep Blue de IBM se enfrentó contra Garry Kasparov, quien es considerado como el mejor jugador de ajedrez de la historia, y sorprendentemente fue Kasparov el triunfante en una serie de partidas que resultaron en 4 – 2. Muchas personas aplaudieron la superioridad humana que aquel jugador demostró, sin embargo él expresó que algunas veces se sintió en frente de una inteligencia. Un año después se celebró una nueva partida y esta vez fue Deep Blue quien se llevó la victoria resultante en 3½ – 2½.




Finalmente, en el año 1992 está Chinook, un programa diseñado para jugar damas contra el campeón de la época Marion Tinsley. Sin embargo esta historia es un poco diferente, debido a que Tinsley venció a la máquina con un puntaje indiscutible. En un segundo encuentro hubo una mejora del programa que hizo que empatara seis veces con Tinsley, y, lamentablemente, no se pudo realizar un tercer encuentro debido a que el campeón se encontraba en mal estado de salud, provocando su retiro. Aun así, Chinook continuo el juego y se enfrentó al segundo lugar de la clasificación y el programa salió triunfante.

Es interesante ver algo relativamente reciente como las IA en realidad ya eran protagonistas de momentos históricos desde hace más de 50 años atrás, y es mucho más interesante ver cómo en épocas donde la tecnología no había avanzado tanto se tenían programas capaces de imitar y vencer el intelecto humano mediante juegos con una alta complejidad estratégica. Actualmente la Inteligencia Artificial está tomando mucho campo de acción compitiendo e interactuando contra humanos para mejorar de diversos modos que pueden generar un beneficio para la sociedad.